Aumente el uso de la tarjeta con delegación controlada

Tres de cada diez adolescentes y seis de cada diez estudiantes universitarios ahora usan tarjetas de pago financiadas por sus padres o tutores, según una investigación de Ondot. Más aún, una encuesta realizada por T. Rowe Price muestra que el 13 % de los niños de 8 a 9 años y el 18 % de los niños de 10 a 12 años tienen acceso a las tarjetas.1 Además, esas cifras están aumentando rápidamente.

Los padres pueden activar o desactivar la tarjeta con un solo toque: en el camino, tantas veces como ellos quieran, durante todo el día y toda la noche, para estar siempre en control.

Los padres que han compartido sus tarjetas con sus dependientes hablan de las ventajas. Para los dependientes de todas las edades, las tarjetas de pago ofrecen una manera conveniente de acceder a fondos para las compras diarias y para emergencias. Las tarjetas también ayudan a enseñar la responsabilidad y establecen crédito para cuando los adolescentes van a la universidad o se van de la casa y necesitan alquilar un apartamento, inscribirse en su propio plan de teléfono celular y buscar un trabajo.

Pero con el acceso a una tarjeta de pago también vienen riesgos. Los servicios móviles para tarjetas Ondot con control parental ofrecen una solución. Los padres pueden controlar de forma proactiva las tarjetas de sus dependientes para asegurarse de que solo se están haciendo las compras requeridas.

Imagen de un estudiante universitario

Gestión de compras con tarjeta autorizadas

Los padres pueden dar a sus dependientes una tarjeta que pueden controlar a través de su teléfono inteligente. Los padres pueden activar o desactivar la tarjeta con un solo toque: en el camino, tantas veces como ellos quieran, durante todo el día y toda la noche, para estar siempre en control.

Por límites de gasto
La tarjeta se puede configurar con un límite de gastos para cada transacción y también para el mes.

Por tipo de transacción
Un padre no quiere que su hijo haga compras en línea. Así como las compras de Apple dentro de las aplicaciones requieren que los dependientes aprueben las compras, la tarjeta se puede desactivar para todas las transacciones en línea. Si surge la necesidad de hacer una compra en línea, la tarjeta se puede activar para esa compra y luego desactivarse después de la compra.

Por vendedor
La tarjeta se puede activar de forma proactiva para algunos vendedores, pero no para otros. Un padre quiere que su hijo, un estudiante universitario, use la tarjeta solo para comprar comida, libros, pagar transporte o útiles escolares. La tarjeta se puede configurar de forma proactiva para que funcione en restaurantes, librerías y tiendas de papelería, pero no en las tiendas que venden alcohol y tabaco.

Por ubicación
los padres no quieren que sus dependientes vayan en viajes peligrosos. Pueden configurar parámetros de ubicación para hacer que la tarjeta opere solo dentro y alrededor del barrio, en la escuela, el campus universitario o dentro de los límites de la ciudad. ¿Un niño quiere hacer un viaje por carretera? El padre puede autorizar nuevos lugares y luego desactivarlos después del viaje.

Visibilidad completa de todas las compras de la tarjeta

Con los servicios móviles para tarjetas Ondot, los titulares que proporcionen tarjetas a su dependiente pueden tener visibilidad completa de la forma en que se gasta su dinero. Cada transacción envía una alerta al celular del padre o madre en tiempo real. Siempre están en pleno control de los fondos delegados, lo que aumenta la confianza en el uso de la tarjeta adicional para dependientes.

Prevención de fraudes

Dar a su dependiente una tarjeta adicional requiere un importante nivel de confianza, no solo en la forma en que se utiliza la tarjeta, sino también en la forma en que está protegida. Algún amigo puede robar o darle un mal uso a la tarjeta. Tener una aplicación móvil que establezca controles y proporcione visibilidad en tiempo real de todas las transacciones le da una tranquilidad significativa al titular, ya que identifica y reduce el fraude al instante. Los padres pueden revisar las transacciones de sus dependientes, marcar las que parecen ser fraudulentas y solicitar que se tomen medidas. La tarjeta también puede desactivarse si se pierde y volver a activarla si se encuentra. Eso puede hacerse rápida y fácilmente, en la palma de la mano, sin tener que llamar al servicio de atención al cliente.

Para obtener más información, hable con su representante de ventas de Ondot.

1. http://www.creditcards.com/credit-card-news/more-parents-giving-kids-credit-cards.php